viernes, 19 de abril de 2013

Verano desesperado...

Es la vida.
Asi como hoy, en los primeros días de otoño el verano intenta dar un zarpazo inundando de sol y calor el fin de semana, mi sentir hace un esfuerzo por resistir el cambio de la estación. Me es raro ver el cambio de color en las hojas, asi como las canas en mi pelo y mi barba: se está terminando mi verano.

Otoño, lleno de cambios...
Las aves del verano ya casi ni se escuchan. Quedan solo las criaturas de invierno, mas silenciosas, calmas y cautelosas.

En un intento desesperado, subo el volumen del auricular. Es mi deseo del verano sin fin, pero mi reflejo ya muestra el cambio del color.

Que vendrá con el cambio de estación?

2 comentarios:

  1. Vendrá la mesura y el disfrute de la ausencia de miedos e inseguridades, el disfrute de la seguridad de lo conquistado y la sabiduría de entender que no sabemos nada.
    Todo eso traducido en vivir mas intensamente por haber tomado conciencia de nuestro paso por el tiempo.
    Ya disfrutamos de muchos veranos y primaveras y es hora de apreciar los colores del otoño y ver que el invierno también nos depara mas aventuras en estas cuatro estaciones que se nos hicieron cortas sin darnos cuenta siquiera.
    Se jóven aún cuando llegues a mas de 80 como tu abuela!!!
    Sonríe, canta y baila como dice la frasesita; como si nadie te estuviera viendo.

    ResponderEliminar
  2. Mucha sabiduria en tus palabras...
    Gracias!

    ResponderEliminar