martes, 4 de agosto de 2009

Iniciador de fuego basado en magnesio, de Industrias Doan




Este dispositivo, de inocentes caracteristicas, es capaz de inicar, literalmente, cientos de fuegos.
Se trata de un bloque de magnesio puro que en uno de sus bordes posee un inserto de ferrocerio. Mide aproximadamente 2,5 cm x 7,5 cm con un espesor de 1cm.
Fue desarrolado en 1973 por el fundador de las industrias Doan, Sol Levenson.
El ejercito de los Estados Unidos vio, despues de las lecciones aprendidas en las humedas selvas de Vietnam, que este dispositivo se adapta perfectamentes a las mas duras condiciones del frente de batalla. Rapidamente las industrias Doan comienzan a vender cantidades siderales a las fuerzas de su pais y, paralelamente, a los primeros cultores de la supervivencia.
Esta barra de magnesio supera los mas rigurosos testeos, en los que se incluyeron dejarlo sumergidos en distintos liquidos corrosivos, calor y golpes entre otros. Pudieron observar que la barra de ferrocerio, que produce las chispas, no se desprendia ni aun quebrada luego de darle repetidos martillazos. En efecto, el tiempo no produce mella tampoco en este dispositivo. El producto de la foto es de 1984 (es decir que vio 25 inviernos) y como se aprecia, no solamente no sufrio ningun tipo de corrosion, sino que al probarlo funciono de maravillas.
El ejercito tuvo en cuenta, tambien, que debia ser lo suficiente facil de usar aun con elementos muy basicos. La mecanica es muy sencilla: de un lado se sacan limaduras de magnesio hasta formar un circulo de 3 cm, se gira el encendedor para exponer el inserto de ferrocerio, se lo raspa con buena velocidad y las chispas resultantes que den contra el magnesio molido lo encenderan, produciendo unos 3000 grados celsius, suficiente para encender practicamente cualquier material combustible. Desde las pastillas combustible de las Raciones C que se utilizaban en la guerra de Vietnam, pasando por madera cortada muy fina, tela, papel, goma, es decir, cualquier cosa que cueste encender con un fosforo.
El soldado regular no usaba solo su cuchillo o bayoneta, el efecto se puede lograr con el borde del abralatas P38 o P51 o inclusive un trozo de vidrio roto.
Copiado por montones, jamas pudieron igualar la eficiente forma de adhesion del inserto de ferrocerio contra la barra, por lo que es muy comun que en copias de este dispositivo, a la larga, esta se despegue o sufra de algun tipo de corrosion.
Recientemente, Les Stroud comienza a incluirlo en algunos capitulos de su serie televisiva Survivorman como elemento indispensable.
Y realmente lo es. En donde falte buena yesca y una clasica barra de ferrocerio falle, seguro el invento de Levenson tendra exito.

2 comentarios: